Dos poemas futuristas

Los alumnos de primero de secundaria realizaron un ejercicio poético individual en el que debían rescatar algunos de los principios del futurismo literario propuesto por Tomasso Marinetti en 1909. Entre dichos principios destacan el amor al peligro, la velocidad, el movimiento, la máquina. Una vez que revisé sus textos me di cuenta que intuitivamente una parte del grupo había enfocado su poema hacia la tecnología actual, mientras que el otro se había orientado hacia las máquinas de antaño, en particular a las armas, anticipándose a la inestabilidad de aquella época y cuyo evento culminó en la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, esa misma atmósfera sigue presente no sólo en nuestro país sino en otros lugares del mundo. Debido a lo anterior formamos dos poemas con los distintos versos que los alumnos escribieron.

Poema 1

La velocidad retrasa el tiempo,

Lo superó, hay algo que se llama máquina veloz.

Wi-fi no se compara con la vida,

Es una belleza, que ayuda a la existencia.

Musical.ly ha llegado con todo su esplendor,

hay velocidades aquí,

como curiosidades allá,

la vida pasa a través de una pantalla.

Todo sucede tan rápido en donde quiero estar,

Hagamos un viaje por los bytes de la nueva era.

 

Poema 2

Como se llena de pólvora,

Como se carga la bala

Con que hace daño al rival,

Como atraviesa a gran velocidad.

El gran ejecutor ha vuelto

Con su armamento

Va y viene violento

Para disfrutar el momento.

Al disparar,

Causa tal destrucción,

Deja un ruido ensordecedor.

La bala es tan rápida, eficaz, tan destructora.

¡Boom, boom!,

La bala hiere al enemigo.

Lo que importa es ganar.

 

 

Anuncios

dfd

Raúl Niebla

En nuestro mundo hay muchos cuetos de ciencia ficción, pero yo les hablaré de una guerra de mundos paralelos que ocurrirá en un futuro no muy lejano. Les contaré acerca de RG2129, quien trató de destruir a la amenaza llamada KRN729. Todo empezó en un paralelo llamado la Súper Tierra. RG2129 estudiaba al enemigo más temido y peligroso de los mundos, aunque lo hacía de manera secreta porque de lo contrario, lo asesinaría antes de conseguir su objetivo. Sólo le faltaba conocer algunos detalles de él, por eso visitó al único héroe que podía asesinarlo, lo llamaban PBN992 y habitaba en el paralelo KEPLER 799237. Cuando llegó, lo recibieron de manera afectuosa y amable. Lo llevaron con el héroe quien respondió a todas sus preguntas.

RG2129 se sentía listo, pero antes debía derrotar algo peor, una enfermedad casi imposible curar, que tenía en las rodillas. Un día decidió ir con el médico KEGR331, que curaba todo tipo de enfermedades. El famoso doctor encontró la cura, para ello tendría que hacerle un cambio, le tendría que modificar las rodillas. RG2129 quedó impactado pero aceptó. Salió de ahí con un par de piernas biónicas y regresó a Súper Tierra. Sabía que KRN729 tenía un arma con el poder de destruir cualquier paralelo, así que él debía inventar un arma con el poder de revertir el daño y, además, con el poder de destruirlo.

Hubo un punto en el que RG2129 se cansó de construir el arma, por lo que decidió llevarla con PBN992; para no correr ningún peligro transportándola en alguna nave, utilizó un dispositivo que abría las puertas al paralelo que deseaba, de esa manera llegó con su amigo. PBN992 lo ayudó y, secretamente, aplicó un dispositivo que detectaría si RG2129 estaba en peligro. KRN729 lo estaba esperando y antes de siquiera pensarlo, ya le había disparado al corazón. El villano festejaba su victoria, pero no sabía que PBN992, su viejo enemigo, estaba ahí. En segundos, ambos dispararon al mismo tiempo, cayeron al piso. Los guardias de PBN992 llegaron, recuperaron el cuerpo y  rescataron a RG2129. Su amigo había muerto al igual que el villano, pero ahora tendría una segunda oportunidad para ser un héroe ya que tendría que combatir contra KRN729, el hijo del villano, que ya planeaba su venganza.