4-hansel-gretel-b

Valeria Fernández Ávalos

En una gran y delicada ciudad vivía un rico y poderoso señor que tenía una esposa presumida y tres hijos. Emma, bondadosa y valiente, era la del medio; Henry, el más pequeño, tenía un gran conocimiento de los mejores dulces del mundo y el mayor, Toby, quien era celoso y frío, además de sentir un gran odio hacia sus hermanos. Una noche, Toby y su mamá estaban planeando quitarle el poder y la fama al señor, para ello los llevarían a una cueva en el bosque de los dulces, diciéndoles que irían de vacaciones. Así lo hicieron. Estando ahí, los encerraron en jaulas hechas de dulces de chile y les revelaron el plan que tenían para quitarles todo.

-¿Por qué hacen esto?- les preguntó el papá.

-El “gran señor” ya no puede hacer nada porque todo se lo habremos quitado- respondió Toby con una risa malévola.

-Entonces, ¿quieren que desaparezcamos para así quedarse con lo que hemos logrado?- preguntó Emma.

-Ay, pero qué niña tan tonta que ya no puede hacer nada. Mientras ustedes se quedan aquí, nosotros regresaremos a la ciudad para anunciar su terrible muerte- dijo la esposa.

Cuando salieron de la cueva, Henry les preguntó “¿qué vamos a hacer ahora? No podemos quedarnos aquí, qué nos pasará cuando vuelvan. Estas jaulas de dulce están muy enchilosas, jamás podremos comerlas.” En eso, Emma empezó a moverse y a balancearse.

-¿Qué haces?- dijo Henry.

De repente, la jaula de Emma se cayó y ella salió, agarró un bastón de dulce e hizo un piquito en la punta con la que abrió las jaulas de Henry y de su papá. Los tres salieron a esconderse y esperaron a que Toby y su mamá volvieran a la cueva. Cuando llegaron y vieron que las jaulas estaban abiertas, Emma entró corriendo y empujó a su mamá por un pozo lleno de caramelo de donde no pudo salir porque se ahogó. En eso, Henry agarró a Toby y lo metió a una jaula. Lo que no sabían era que él tenía una paleta en forma de llave.

Cuando Emma y Henry salieron de la cueva para reunirse con su papá en la cuidad, Toby abrió la jaula y los siguió. Al ver que se dirigían a su casa, tomó un atajo por el lago donde un pato lo ayudó a cruzar. Al llegar a su casa, encendió el gas del horno donde metería a Henry, pero Emma lo vio y entre los dos dejaron a Toby encerrado en la cocina. Tomaron un par de cosas y, cuando salieron, la casa explotó.

Emma, Henry y su papá decidieron regresar al bosque de los dulces. Se encontraron con un gentil y amable leñador que los invitó a quedarse el tiempo que quisieran porque él estaba solo. Con el paso del tiempo, el leñador los consideró como de su familia. Cinco años después, el papá falleció, pero antes de morir le pidió al leñador que cuidara de sus y así hizo el gentil leñador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s