8if8orn

Stefanie Valle Aguilera

En un futuro muy lejano Marissa se casa con Bob quien tiene que trabajar horas extra para mantener a su pequeña familia. Un mes después, Marissa quedó embarazada, pero enfermó y tuvieron que buscar a un doctor llamado Mishuvy. El doctor venía de un lugar muy lejano para sanar a la futura madre que sólo debía beber el té de una flor mágica. Pero, al momento de dar a luz, sólo se salvó Emma, el bebé recién nacido. Con forme crecía, su padre se dio cuenta que su hija tenía dones especiales de color neón con los cuales ella podía volar, hacerse invisible; tenía súper fuerza, se convertía en cualquier cosa, sólo algo no tenía, la inmortalidad.

Un día, Emma se enfrentó con la noticia de que su padre había desaparecido de forma desconocida. Al enterarse, el doctor Mishuvy quiso capturarla para experimentar con ella, ya que en ese tiempo sucedía algo terrible, los humanos morían de forma espantosa. El doctor pensó que si la capturaba podría extraer su ADN y así salvar al mundo o lo que quedaba de él, pero la chica moriría. Emma se enteró y escapó junto con su mascota que se había convertido en su único amigo, compañero, lo único que le quedó después de la desaparición de su padre. El profesor Mishuvy contrató a la organización LINCE, la cual contaba con cyborgs para capturarla.

Emma se lamentaba de su destino ya que lo único que quería era conocer a su madre. Quiso construir una máquina del tiempo con sus poderes, pero su mente no tenía la capacidad para ello. Todos los días presenciaba la muerte lenta y dolorosa de la humanidad. Sin esperarlo, dos cyborgs de la organización LINCE la encontraron y capturaron. Su querida mascota murió al intentar salvarla de los cyborgs. Emma despertó en un laboratorio, amarrada a una silla y quiso escapar pero el doctor Mishuvy le explicó lo que tenía planeado para ella. Emma aceptó con la condición de que la llevara al pasado para conocer a su mamá.

El doctor Mishuvy aceptó su propuesta, pero Emma tenía que conseguir madera de un bosque de coníferas del norte, los restos de la puerta de la ciudad sin nombre y una lágrima de gato negro. Además, le prohibió utilizar sus poderes ya que debía esforzarse para que la máquina funcionara. Después de varias horas consiguió los materiales. En el laboratorio, ambos empezaron a construir la puerta con la cual Emma viajaría al pasado.

Llegó la hora. Emma cruzó la puerta, al ver a su mamá se quedó sin habla; su madre la observó con extrañeza ya que no la reconoció. Emma se acercó, la abrazó y le dijo “Nunca te olvidaré, te quiero”. Cuando volvió, el doctor Mishuvy le recordó su promesa. Emma se sentó en la silla donde le fue extraído su ADN, así como sus fuerzas pero no el último recuerdo de su madre que la acompañó hasta que dejó de latir su corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s