tiempo-1

Yoritzy Mosqueda

Mi nombre es Mellany, tengo 14 años de edad, y mi vida era normal y remarco, era. Sin embargo, un día, cuando iba caminando a la escuela choqué con un señor. Era alto, llevaba un saco color bordó y un sombrero de copa del mismo color, que tapaba su rostro; sólo se le veía la boca. Al señor se le cayó un reloj de bolsillo antiguo, cuando lo recogí y volteé para dárselo, ya no estaba. Me lo quedé y corrí a clases, cuando salí volví a ver el reloj y noté que la hora estaba mal; cuando lo quise arreglar, vi que todo a mi alrededor estaba congelado. De la nada un portal apareció frente a mí, no podía creer lo que mis ojos veían. Del portal salió un niño, más o menos de mi edad, el chico traía una vestimenta poco usual y unas gafas que lo distinguían. Cuando me vio, el chico me dijo:

-Así que… ¿tú eres la elegida por el científico, uh?

-¿Ele…gida?, ¿de qué?

-No hay tiempo para explicarte, ¡ven!-el chico me tomó de la mano y atravesamos el portal.

Cuando llegamos, el lugar era…muy raro pero a la vez lindo. El chico me vio, sonrió y me dijo:

-Lo siento, fui un poco descortés, ¿no? Mi nombre es Ryu, y esta es la tercera realidad.

-Tercera… ¿realidad? -entré en pánico- ¿Có-cómo?, ¿qué es esto?

Ryu me tomó de la mano y corrimos  hacia un laboratorio donde estaba el señor de saco y sombrero que había visto aquella mañana, luego que me vio, me dijo:

-¡Señorita!, ¿ya sabe usted cómo utilizar el reloj?

-¿Eh?

-Verá, el reloj le ayudará a controlar el tiempo de las cuatro realidades alternas, o las RA´s para abreviar.

-Y, ¿qué hay en las RA´s?

-En la primera RA están las almas puras o como quien dice, la luz. De la que usted viene es la segunda, esta es la tercera, y…

-¿Y?

-La cuarta realidad es algo así como el infierno.

Me explicó que mi objetivo era derrotar a HellShock, el rey de la cuarta RA; también me dieron un mini-corderito, es algo así como una mascota protectora que me ayudaría a vencerlo. Cuando llegué a la cuarta RA, era….bueno, no hay descripción para el infierno en sí. En cuanto vi a Hellsock un pensamiento vino a mi mente, esperen un minuto…. ¿cómo lo derrotaré? ¿Por qué no pregunté eso cuando pude? Solté al corderito, él salto hacia Hellshock y una luz deslumbrante salió. ¿Lo…derrotó? ¿Así de fácil?, ¿en serio?

Cuando regresé a mi realidad, me dirigí a casa, una carta había llegado, en la cual decía “la oscuridad jamás será derrotada”. ¿Qué sucedió? Mejor dicho, ¿qué me sucederá? De repente desperté en la cama de un hospital. Al platicar con mi mamá sobre lo que pasó, me dijo que había estado en coma debido a un accidente automovilístico. Pero entonces, ¿todo había sido un sueño? Revisé mi bolsillo y me di cuenta que no, no había sido un sueño, pues el reloj todavía estaba ahí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s